Rolls-Royce Meteor

De WikiTanks
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Rolls-Royce Meteor
Rover Meteor
Centurion tank engine and transmission pic1.JPG

Tipo Motor de gasolina
País de origen Flag of the United Kingdom.png Reino Unido
Historial de servicio
En servicio 1944
Vehículos
Cromwell, Challenger, Avenger, Comet, Centurion y otros carros de posguerra
Historial de producción
Diseñador W. A. Robotham
Antecesor Rolls-Royce Merlin
Fabricantes Rolls-Royce Limited, Meadows, Rover, Morris Motors
Producido 1941–1964
Especificaciones generales
Disposición V12
Clindrada 27,022 litros
Potencia 550–650 CV a 2.400 rpm
Par 2.160 kg/m
Compresión 6:1–7:1
Refrigeración Líquida

El Rolls-Royce Meteor, más tarde también fabricado como Rover Meteor, fue un motor de gasolina de 12 cilindros en V para carros de combate desarrollado en el Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial. Se comenzó a fabricar en 1941 y se usó en tanques británicos desde 1944 hasta 1964, siendo el primero de ellos el Cromwell. Fue el resultado de la cooperación entre Rolls-Royce y Leyland Motors, tras haber sugerido entre ellos que una versión reducida y especializada del motor aeronáutico Rolls-Royce Merlin sería un propulsor muy adecuado para su uso en vehículos blindados de combate. El Meteor pasó a convertirse en uno de los motores de tanque británicos de mayor éxito.

Origen y desarrollo

Equipo de desarrollo

W. A. Robotham, ingeniero responsable del desarrollo del Meteor a partir del Merlin.

El Meteor fue desarrollado por la compañía Rolls-Royce a partir de su exitoso modelo aeronáutico Merlin, un potente motor de gasolina en configuración V12 de refrigeración líquida que propulsaba un gran número de aviones militares de fabricación británica. Concretamente fue desarrollado por el ingeniero W. A. Robotham y su división de diseño y desarrollo de chasis en Clan Foundry, Belper, especializada en la creación de chasis de coches con motor, caja de cambios y transmisión. Como no estaban involucrados en el trabajo de motores aeronáuticos sus ingenieros estaban disponibles para esta tarea. El desarrollo comenzó con el uso de piezas de motores Merlin recuperadas de aviones accidentados. Si bien no eran adecuadas para su reutilización en aviones, la Rolls-Royce Chassis Division los había comenzado a recolectar y restaurar con la esperanza de encontrarles un uso en propulsores de vehículos terrestres. Henry Spurrier de la compañía Leyland Mechanization and Aero, que se dedicaban al desarrollo de tanques, habló con Robotham para pedir ayuda con los motores de los blindados.

Con la ayuda de ingenieros de la compañía Leyland Motors habían considerado los dos modelos V12 de Rolls-Royce. El modelo Kestrel, aunque tenía más potencia que los motores Nuffield Liberty o Meadows que estaban montando los carros británicos, no proporcionaba los deseables 20 CV por tonelada requeridos, por lo que se eligió el Merlin III de 1.030 CV de potencia. De acuerdo a la petición de Spurrier, el primer prototipo de motor Meteor y la posterior primera serie Mark 1 se ensambló sobre la base de piezas Merlin recuperadas.[1][2]

Prototipos y pruebas

El cambio más importante para el uso de este tipo de motor en carros de combate fue invertir la dirección de rotación del eje. Las cajas de cambios de los automóviles funcionaban en sentido contrario a la hélice de un avión y el cambio de dirección requería la modificación de los lóbulos del árbol de levas. Con respecto al Merlin también le quitaron el sobrealimentador, el engranaje de reducción y otras piezas del cigüeñal, lo que simplificó enormemente su construcción. Se mantuvo el sistema de ingnición doble del Merlin en el que cada cilindro poseía dos bujías, cada una de ellas conectada a magnetos separados. Las dimensiones del nuevo propulsor ahora eran similares al motor Nuffield Liberty y encajaría en la versión Liberty Mark VI del tanque de crucero Crusader.

El primer Merlín preparado para su uso en tanques fue probado en un Crusader modificado en septiembre de 1941 en Aldershot. El equipo de prueba tuvo problemas para cronometrar sus carreras porque era muy rápido, estimando que alcanzó unos 80 km/h. Esto demostró la viabilidad del concepto, y el motor se siguió probando en el tanque Crusader, superando todas las expectativas. El motor se puso en marcha para su uso en el nuevo tanque Cromwell.

Introducción en el Cromwell

Un tanque Cromwell entrando en las instalaciones de Clan Foundry.

La Dirección de Diseño de Tanques (DTD) del Gabinete de Guerra del Reino Unido apoyó la producción del Meteor el 27 de abril de 1941, y finalmente hizo pedidos directamente a Rolls-Royce para continuar el desarrollo del motor a la par que el del carro de combate Cromwell.[3] Para ello se produjo una nueva especificación de diseño del tanque propulsado por el Meteor, el A27M.[4]

Se realizaron cambios en el programa de desarrollo de tanques Cromwell para adaptarse al nuevo motor. Para permitir el montaje en línea con una caja de cambios y dirección Merrit-Brown, se bajó la posición del motor. Para ello se creó un nuevo cárter plano, se cambiaron las bombas de aceite y el cigüeñal ahora podía alinearse con la nueva caja de cambios. Se eliminaron muchas de las partes específicas del motor de la aeronave, como el engranaje de reducción de la hélice y el motor de arranque tipo avión. El nuevo motor tenía pistones de fundición, en lugar de forjados, y se redujo su potencia a unos 600 CV, pero ahora funcionaba con gasolina corriente en lugar de combustible de aviación de alto octanaje. Los magnetos British Thomson-Houston (BTH) se cambiaron por unidades Simms.

Producción

El Meteor fue producido inicialmente por Rolls-Royce, pero la capacidad de fabricación fue muy limitada debido a la demanda de motores Merlin. Las primeras unidades todavía se fabricaban utilizando piezas Merlin recuperadas y muchos Meteor de la primera serie todavía mostraban daños por colisión. Cuando la fabricación de motores necesitaba aumentar la producción, era necesario fabricar motores nuevos. Debido a que el ahorro de peso no era tan importante para un motor de tanque, algunos de los componentes de aleación ligera más costosos del Merlin fueron reemplazados por versiones de acero más baratas. También se preveía que el Meteor utilizaría algunos componentes rechazados por motivos de calidad para el Merlin. Muchas de estas piezas rechazadas, aunque no cumplían con las estrictas normas de aeronavegabilidad, eran perfectamente adecuadas para su uso en vehículos terrestres donde la tripulación o los operadores no estaban sujetos a los peligros inherentes que implica el vuelo.

Para aumentar la producción, la compañia Meadows produjo algunos Meteor, pero la pequeña fábrica de 2.000 hombres ya producía 40 tipos de motores. Para fabricar suficientes Meteor para el programa de construcción de Cromwell, Rolls-Royce acordó trasladar la producción de Meteor a las factorías de Rover Company en Tyseley y a las de Morris en Coventry.

Rover tomó parte en la producción del Meteor en enero de 1944 y en 1946 el gobierno británico hizo a Rover responsable de la investigación y el desarrollo de grandes motores militares. En esta función, Rover continuó el desarrollo y la producción del Meteor Mk IVb y varios derivados, incluido el Meteorite V8 y el M120 V12. Rover cesó esta actividad en 1964, habiendo producido aproximadamente 9.000 motores y Rolls-Royce volvió a ser responsable de la fabricación de repuestos. Los futuros motores para tanques británicos fueron fabricados por la división de motores Rolls-Royce Diesels de Shrewsbury, que fue adquirida por Perkins en la década de 1980. Perkins fue adquirida por Caterpillar Inc en 1997.

Rendimiento

Un Cromwell demostrando su agilidad durante una inspección.

Anteriormente, los tanques británicos se consideraban poco potentes y poco fiables, y se considera que el Meteor es el motor que, por primera vez, dio a los tanques británicos una potencia amplia y fiable. Reemplazando al Liberty construido bajo licencia por Nuffield para el tanque de crucero Crusader, el motor Meteor en el Cromwell era un diseño muy ligero que proporcionaba casi el doble de rendimiento en prácticamente la misma cilindrada de 27 litros. Por si eso fuera poco, la fiabilidad se mejoró significativamente en comparación con los motores de tanques británicos anteriores. Con la introducción del motor Meteor en el Cromwell, originalmente diseñado para el Liberty de 340 CV, el aumento a 550 CV le dio al vehículo una movilidad y velocidad excepcionales.

Potencia para el carro universal

Este aumento de potencia hizo posible integrar mayores cantidades de blindaje en los siguientes tanques de crucero británicos por lo que los diseñadores y planificadores militares comenzaron a considerar la posibilidad de un carro de combate universal, capaz de combinar el buen blindaje de los carros de infantería y la alta movilidad de los de crucero. En última instancia, esto llevaría al desarrollo del Centurion que introdujo el concepto de carro de combate principal (MBT) en los medios acorazados británicos.[5]

Aplicaciones

Referencias

  1. Ian, Ian (1978). "chapter 7, The Meteor Tank-Engine Project". Rolls Royce: The Merlin at War. London: Macmillan. ISBN 978-0-333-24016-8
  2. Pugh, Peter (2000). The Magic of a Name: The Rolls-Royce Story, The first 40 Years. I. Cambridge: Icon Books. pp. 253–255. ISBN 978-1-84046-151-0
  3. Munro, Bill (2005). The Centurion Tank. Crowood Press. ISBN 978-1-86126-701-6
  4. Evans, Michael (2004). The Rolls Royce Meteor: Cromwell and other Applications. Historical. Rolls-Royce Heritage Trust. ISBN 978-1-872922-24-9
  5. Fletcher (1989). "3 The Next Generation". Universal Tank.

Enlaces externos