Regio Esercito

De WikiTanks
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Principales fuerzas terrestres de la Segunda Guerra Mundial
Bandera de guerra del Regio Esercito.

El Regio Esercito ("Ejército Real" en italiano) fue el ejército del Reino de Italia desde la unificación del país, en 1861, hasta el nacimiento de la República Italiana en 1946. Durante la Segunda Guerra Mundial el interés estratégico de Italia fue mantenerse y expandirse como potencia en el Mediterráneo y en sus territorios del Norte y Este de África.

Participación en la guerra

1940

Batallón Val Dora del 5.º Regimiento Alpini en acción en el Col de Pelouse durante la invasión italiana de Francia en junio de 1940.
Entrada en la guerra

En mayo de 1940, a diferencia del Führer alemán, Adolf Hitler, Mussolini oficialmente solo era el Primer Ministro del Reino de Italia. El rey Victor Manuel III seguía siendo Jefe de Estado y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Reales de Italia. Mussolini necesitaba el consentimiento del rey para declarar la guerra y entrar en la Segunda Guerra Mundial como parte del Eje. Inicialmente, el rey y su personal, conscientes de la falta de preparación italiana para la guerra, no aprobaron las intenciones de Mussolini pero cuando Francia fue claramente derrotada por los alemanes en junio de 1940, el ejército italiano fue enviado abruptamente a la guerra para intentar tomar parte de territorio del sudeste francés.

Ataque a Francia

Italia declaró la guerra a los Aliados el 10 de junio de 1940 y el Regio Esercito inició una campaña con avances limitados en los Alpes contra el Ejército Francés. Pero los franceses no fueron derrotados rápidamente en este frente y todos los avances tuvieron un alto coste para los italianos. Mussolini también cometió el error de creer que el Reino Unido aceptaría acuerdos de paz con el Eje después de la rendición de Francia y no anticipó una guerra de larga duración. En consecuencia, Italia entró en la guerra inadecuadamente preparada.

Imperio italiano en 1940. Además de la propia Italia, Albania, la Libia Italiana, y la África Oriental Italiana, se incluyen las Islas del Dodecaneso.
Primeras ofensivas en África

En julio de 1940, después de la rendición francesa ante Alemania, el Regio Esercito inició una campaña limitada desde las colonias italianas en África (Libia y África Oriental Italiana) contra los territorios británicos en África (Egipto, Kenia y Sudán). En agosto de 1940, el Regio Esercito obtuvo la única victoria italiana en la Segunda Guerra Mundial sin intervención alemana cuando llevó a cabo la conquista de la Somalilandia británica. En los primeros seis meses de la guerra, Italia obtuvo solo conquistas menores, ya que Mussolini esperaba erróneamente un rápido final de la guerra.

Ofensiva fallida en los Balcanes

En Europa, Mussolini quería imitar las rápidas victorias alemanas de 1939 a 1940 y comenzó la guerra greco-italiana al invadir Grecia desde Albania en octubre de 1940. Los avances de las fuerzas italianas fueron bloqueados por el ejército griego y el mal tiempo. Pronto, los contraataques griegos obligaron a los italianos a ponerse a la defensiva dentro de Albania.

1941

Duro golpe en África

En diciembre de 1940, las fuerzas británicas y de la Commonwealth en el Norte de África contraatacaron con la Operación Compass, mediante la cual, en febrero de 1941, ya habían ocupado la Cirenaica de la Libia italiana y destruido al 10.º Ejército italiano. En enero de 1941, otras fuerzas británicas y de la Commonwealth lanzaron una invasión del África Oriental italiana. En marzo de 1941, antes de la invasión alemana de Yugoslavia, el Regio Esercito lanzó una nueva ofensiva contra los griegos que terminó con pocas ganancias significativas ya un alto costo. En noviembre de ese año, al concluir la Campaña de África Oriental, las últimas tropas italianas organizadas se rendirían con honores militares en Gondar mientras algunos oficiales italianos iniciaban una guerra de guerrillas, principalmente en Etiopía y Eritrea.

Erwin Rommel, comandante del Deutsches Afrika Korps. Aunque tenía una mala relación con los altos mandos del Regio Esercito, apreciaba a los soldados italianos, para los cuales se convirtió en una especie de mito tras sus primeros éxitos en el Norte de África.[1]
Asistencia germana

Después de estos reveses, Mussolini aceptó la ayuda de Hitler y el Regio Esercito fue reforzado, y en algunos casos incluso entrenado en tácticas y organizaciones militares modernas, por el poderoso Ejército Alemán. En el Norte de África, el Ejército Italiano recibió en marzo de 1941 la asistencia del general alemán Erwin Rommel y su cuerpo expedicionario Afrika Korps. Rommel tomaría la iniciativa, pero permanecía bajo mando del comandante en jefe italiano en África Ettore Bastico. El Regio Esercito también empezó a recibir mejores y más modernos armamentos de la industria italiana, tras las presiones de Mussolini para activar al máximo la "máquina de guerra" italiana. El resultado fue una serie de ofensivas combinadas germano-italianas durante la primavera y el verano de 1941 en toda la zona del Mediterráneo.

Blindados italianos Autoblindo AB 41 en los Balcanes, 1942.
Conquista de los Balcanes

En los Balcanes, el Ejército Italiano conquistó la costa de Yugoslavia. Las fuerzas del Eje de Alemania, Italia, Hungría y Bulgaria derrotaron en pocos días al Ejército Yugoslavo e invadieron Grecia, que no recibió la ayuda suficiente de los británicos. La victoria del Eje fue rápida: el 17 de abril de 1941, Yugoslavia se rindió después de solo once días, mientras que Grecia fue ocupada por completo en mayo y quedó bajo la triple ocupación de Italia, Alemania y Bulgaria. El 3 de mayo de 1941, los ejércitos italiano y alemán realizaron un desfile militar en Atenas para celebrar su victoria en los Balcanes. En este desfile, Mussolini presumió por primera vez de un Mare Nostrum italiano, refiriéndose a que el Mediterráneo se estaba convirtiendo en un mar dominado por Italia. Efectivamente, permanecería prácticamente italiano desde diciembre de 1941, tras el hundimiento de dos acorazados británicos en Alejandría por los hombres rana italianos de Luigi Durand De La Penne, hasta el desembarco de los estadounidenses en Argelia con la Operación Torch en noviembre de 1942.

Participación en el Frente Oriental

Mussolini envió un cuerpo expedicionario italiano contra la Unión Soviética, el Corpo di Spedizione Italiano in Russia o CSIR, que llegó al Sur del Frente Oriental en julio de 1941. El CSIR ayudó con la conquista alemana de Ucrania.

1942

Grandes avances en el Norte de África
Artículos relacionados
Batalla de Gazala, Primera Batalla de El Alamein

La fuerza combinada alemana e italiana inició una serie de ofensivas y contraofensivas que culminaron con la victoria del Eje en Gazala y Tobruk. Para 1942, los alemanes e italianos se dirigían hacia Alejandría en Egipto.

Tropas italianas preparándose para entrar en combate durante las primeras etapas de la Segunda Batalla de El Alamein.
Punto de inflexión en el Mediterráneo

Cuando aún se libraba la Batalla de Stalingrado, la culminación de la Segunda Batalla de El Alamein, que duró de octubre a noviembre de 1942, fue el punto de inflexión de la guerra para los ejércitos italiano y británico. Como escribió Churchill en sus Memorias: "... antes de El Alamein solo tuvimos derrotas, después de El Alamein solo tuvimos victorias...". Las fuerzas italianas libraron esta batalla de una manera que puede resumirse en el sacrificio de la División Folgore: el historiador Renzo De Felice escribió que "... de los 5.000 paracaidistas "Folgore" enviados a África 4 meses antes, los sobrevivientes fueron sólo 32 oficiales y 262 soldados, la mayoría heridos. Antes de la rendición, dispararon hasta la última munición y la última granada de mano...".

Cita
«El soldado alemán ha impresionado al mundo; sin embargo, el soldado italiano Bersaglieri ha impresionado al soldado alemán.»
Erwin Rommel. Poco después de la batalla final de El Alamein, en una entrevista concedida a la radio Roma.[2]

En noviembre de 1942, con la llegada del ejército estadounidense al Magreb, el Regio Esercito ocupó Córcega y la Provenza francesa hasta el río Ródano. Esta fue la última expansión militar de Italia.

Desastre en Stalingrado

En 1942, las fuerzas italianas en la Unión Soviética se habían duplicado para convertirse en el "Ejército Italiano en Rusia" (Armata Italiana en Rusia, o ARMIR). Este ejército, también conocido como el 8.º Ejército italiano, se desplegó en las afueras de Stalingrado, donde finalmente sería destrozado durante la Batalla de Stalingrado sufriendo unas 114.000 bajas.[3]

1943-1945

Pérdidas de territorios

Después de la derrota en El Alamein, Italia perdió Libia en pocos meses. Túnez, recién ocupado junto con el Ejército Alemán en noviembre de 1942, se perdió en mayo de 1943. En julio de 1943, Sicilia fue invadida por los Aliados con la Operación Husky.

Colapso político

Tras las derrotas en el Norte de África, en la primavera de 1943 el rey Víctor Manuel III, junto con otros políticos fascistas desencantados con la situación italiana en la guerra, comenzaron a considerar contramedidas contra el gobierno de Mussolini. Estas medidas, que se materializaron en el Gran Consiglio del Fascismo del 23 de julio de 1943, llevarían al derrocamiento del líder fascista para restablecer el control directo de la política por el rey y comenzar negociaciones para un armisticio con los Aliados. Mussolini fue arrestado y sustituido como primer ministro por el general Pietro Badoglio.

Ocupación alemana de Italia y retroceso a la Línea Gustav.
Territorios de la República Social Italiana en septiembre de 1944.
Territorios de la RSI arrebatados por los Aliados de diciembre de 1943 a septiembre de 1944.
Territorios ocupados por los Aliados.
Rayado: zonas de operaciones militares sometidas a la autoridad militar alemana. Cuadriculado: zonas anexadas por Croacia. Puntos rojos: zonas bajo control partisano en 1944.
Armisticio, secesión y final de la guerra

Cuando el 8 de septiembre de 1943 se hizo público el armisticio italiano firmado con los Aliados cinco días antes, el Ejército Alemán ocupó rápidamente gran parte del territorio italiano, liberó a Mussolini y apoyó la creación de la República Social Italiana o República de Saló. Parte del ejército italiano se disolvió, otra parte se rindió o se unió al Ejército Alemán. La RSI, como estado títere alemán en el Norte de Italia, desplegó su propio ejército, el Esercito Nazionale Repubblicano (Ejército Nacional Republicano). Por otro lado quedó el Esercito Cobeligerante Italiano (Ejército Cobeligerante Italiano) o Esercito del Sud (Ejército del Sur), como ejército de las fuerzas realistas italianas, luchando del lado de los Aliados en el sur de Italia. Tras la derrota alemana y el fin de la guerra, el Reino de Italia fue finalmente reemplazado por la República Italiana en el referéndum institucional italiano de 1946 que abolió la monarquía. En consecuencia, el ejército cambió su nombre para convertirse en el actual Esercito Italiano (Ejército italiano).

Rangos

Tropa
Suboficiales
Oficiales
Oficiales mayores
Generales

Bajas

Bajas de Italia durante la 2.ª Guerra Mundial
Militares muertos 319.200 - 341.000 italianos
20.000 africanos
Civiles muertos 153.200
Total muertos 492.400 - 514.000
Porcentaje sobre
población de 1939
1,11-1,16 %
Militares heridos 225.000 - 320.000

Casi cuatro millones de italianos sirvieron en el ejército real italiano durante la Segunda Guerra Mundial y casi medio millón de italianos, incluidos civiles, murieron entre junio de 1940 y mayo de 1945, entre un 1,11 y un 1,16 por ciento de su población. El Regio Esercito sufrió 161.729 muertos entre el 10 de junio de 1940 y el 8 de septiembre de 1943 en la guerra contra los Aliados. Hubo 18.655 bajas italianas adicionales en Italia más 54.622 bajas italianas en el resto de Europa a partir de septiembre de 1943 contra el Ejército Alemán después del armisticio italiano. Hubo alrededor de 12.000 bajas en la guerra de guerrillas del norte de Italia (Guerra di Liberazione) y en el Ejército Real Italiano del lado de los Aliados. Casi 60.000 prisioneros de guerra italianos murieron en campos de trabajo alemanes, mientras que casi 20.000 perecieron en campos de prisioneros de guerra Aliados, principalmente rusos: aproximadamente un cuarto de los 84.830 italianos oficialmente perdidos en la Unión Soviética fueron hechos prisioneros, y la mayoría de ellos nunca regresaron a casa. En total, durante la Segunda Guerra Mundial murieron entre 319.200 y 341.000 combatientes italianos y en torno a 20.000 africanos conscriptos al Reino de Italia.

Referencias

  1. Caddick-Adams, Peter (2012). Monty and Rommel: Parallel Lives. The Overlook Press. ISBN 978-1-59020-725-3. Pág. 247.
  2. Marsh, Melissa Amateis (2014). Nebraska POW Camps: A History of World War II Prisoners in the Heartland. The History Press, p. 52.
  3. Frieser, Karl-Heinz y otros autores (2017). German Conduct of the War after Stalingrad. Das Deutsche Reich in der Defensive: Die Ostfront 1943/44 Der Krieg im Osten und an den Nebenfronten. Vol. VIII. Oxford University Press. ISBN 978-0-19-822886-8.

Este artículo fue redactado por Adrián Hermida para WikiTanks en base a las siguientes fuentes:

  • De Felice, Renzo (1990). Mussolini l'alleato: Italia in guerra (1940–1943). Mondadori Editore.
  • Jarrett, Colonel G. B. (1971). West of Alamein. Sentry.
  • Jowett, Philip (2001). The Italian Army 1940–45 (2): Africa 1940–43. Osprey. ISBN 9781855328655.
  • Gooch, John (2020). Mussolini's War: Fascist Italy from Triumph to Collapse, 1935–1943. Allen Lane. ISBN 9780241185704.
  • Mollo, Andrew (1981). The Armed Forces of World War II. Crown. ISBN 0-517-54478-4.
  • Rodogno, Davide (2002). Il nuovo ordine mediterraneo. Le politiche di occupazione dell'Italia fascista (1940–1943). Nuova cultura ed. Torino.
  • Walker, Ian W. (2006). Iron Hulls, Iron Hearts: Mussolini's Elite Armoured Divisions in North Africa. Crowood Press. ISBN 1-86126-839-4.