Misil anticarro

De WikiTanks
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Tipos de armas anticarro de infantería
A563125552b6aafd21cff23d061eac5a.jpg
El Ruhrstahl X-7 alemán fue uno de los pocos misiles anticarro experimentales producidos antes del final de la Segunda Guerra Mundial.

Remolcadas:
Portátiles:
Explosivos:

Un misil anticarro o ATGM por sus siglas en inglés (anti-tank guided missile) es un proyectil propulsado por cohete que dispone de capacidad para ser guiado hasta alcanzar y destruir un vehículo militar altamente blindado, para lo que suele incluir una ojiva explosiva de carga hueca (HEAT), aunque a veces también puede ser utilizado como arma de precisión para destruir cualquier blanco a larga distancia como un nido de ametralladora por ejemplo. El misil anticarro es el arma portátil más precisa, cara y efectiva para destruir un carro de combate. Aunque existieron diseños experimentales hacia el final de la Segunda Guerra Mundial, no fueron introducidos hasta los años 1950 en plena Guerra Fría.

Un ATGM, dependiendo de su diseño, puede tener un tamaño lo suficientemente pequeño como para ser portado por un solo soldado y disparado desde su hombro, tener que ser transportado por un equipo de hombres y disparado desde un trípode, o bien ser un diseño más pesado y con mayor alcance destinado a ser montado en un vehículo terrestre o aeronave. Junto a otras armas anticarro portátiles más simples y desprovistas de sistema de guiado, como los lanzacohetes y cañones sin retroceso ya introducidas a mediados de la Segunda Guerra Mundial, el despliegue de este tipo de armamento proporcionó a la infantería la capacidad para destruir carros de combate y provocó el declive del cañón anticarro remolcado en el campo de batalla moderno.

Uno de los pocos diseños de misiles anticarro que se llegaron a desarrollar cuando finalizó la Segunda Guerra Mundial fue el Ruhrstahl X-7 alemán. Se trataba de un misil guiado por cable derivado del concepto de misil aire-aire Ruhrstahl X-4 del que se produjeron algunas unidades pero probablemente nunca se usó en combate, aparentemente tenía bastantes problemas en el sistema de guiado como para alcanzar de forma eficaz su objetivo.[1][2] En 1948, el ingeniero francés Jean Bastien-Thiry y el Arsenal de l'Aéronautique in Châtillon sous Bagneux continuaron el desarrollo de este concepto alemán hasta lograr producir uno de los primeros misiles contracarro exitosos, el Nord Aviation SS.10. Este modelo fue puesto en servicio en 1955 y también fue utilizado por Estados Unidos con el nombre MGM-21A.

Referencias

  1. B. I. Yevdokimov. (1967). Antitank rocket missiles.
  2. Ford, Roger (2013). Germany's Secret Weapons of World War II. Londres: Amber Books. p. 224. ISBN 9781909160569.
  • John Stone (2000). The Tank Debate: Armour and the Anglo-American Military Tradition. Harwood Academic Publishers. p. 78. ISBN 9058230457.