John Walter Christie

De WikiTanks
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
J. Walter Christie
John Walter Christie 1915 circa.jpg

Función Ingeniero de vehículos
País Flag of United States.png Estados Unidos
Nacimiento 6 de mayo de 1865
(Campbell-Christie House, Nueva Jersey)
Muerte 11 de enero de 1944 (78 años)
(Falls Church, Virginia)
Historial de servicio
Años en el sector 1916-1944
Empresa US Wheel Track Layer Corporation
Historial de producción
Diseños Suspensión Christie, M1928, M1931, T-3

John Walter Christie fue un ingeniero e inventor estadounidense. Es conocido por desarrollar el sistema de suspensión Christie en sus diseños de tanques que luego fue utilizado en una serie de diseños de carros de combate de la época de la Segunda Guerra Mundial, entre los que destacan las series soviéticas BT y T-34, y prácticamente todos los diseños de tanques de crucero británicos a partir del Cruiser Mk.III, incluyendo los Crusader y Cromwell. Christie murió con 78 años en enero de 1944 en Falls Church, Virginia, mientras en Europa los carros de combate basados en sus diseños marcaban el curso de la historia.

Diseños

Inicios

En 1912, J. Walter Christie comenzó a fabricar una línea de tractores de bomberos con ruedas que utilizaban un novedoso sistema de tracción delantera y, posteriormente, vendió decenas de ellos a los departamentos de bomberos de todo el país, sobre todo al Departamento de Bomberos de la ciudad de Nueva York. Los tractores permitieron a los departamentos mantener sus bombas de vapor y dejar de usar caballos para llevarlos al lugar del incendio.

En 1916, con la Primera Guerra Mundial rugiendo en Europa, desarrolló un prototipo de cañón autopropulsado de cuatro ruedas para el Departamento de Armamento del Ejército de Estados Unidos, pero el departamento había establecido pautas estrictas para este tipo de armas, y Christie se negó a revisar sus diseños para adaptarlos a sus requisitos. La terquedad personal de Christie y su hábito de ofender a miembros del Ejército de los Estados Unidos y de su burocracia tendrían consecuencias para el resto de su carrera.

Influencia en EE.UU.

Tanque experimental Christie T3E2 durante sus pruebas en 1936.

El primer gran apoyo y éxito de Christie no provino del Ejército de los Estados Unidos, sino del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos. Principalmente del Mayor General Eli K. Cole, quien fue un defensor del desarrollo de la capacidad anfibia del Cuerpo de Marines. Christie estuvo construyendo carros anfibios experimentales para el Cuerpo de Marines, uno de ellos exhibido con éxito durante las Maniobras de Invierno de 1924 en Culebra, Puerto Rico.

Entre los años 1920 y 1930, J. Walter Christie realizó varios diseños de carros de combate para el Ejército, como el M1928 y el M1931, que fueron construidos por su compañía US Wheel Track Layer Corporation en Linden, Nueva Jersey. Después de que el M1928 fuera rechazado, el M1931 fue el primer carro de combate de Christie en ser aceptado para producción por el Ejército de Estados Unidos y fue utilizado brevemente por unidades de tanques experimentales. El diseño de Christie tuvo más influencia en Europa, donde la Unión Soviética y el Reino Unido desarrollaron las ideas de Christie en forma de los Bystrokhodny Tanks (ranques rápidos) y los Cruiser Tanks (tanques de crucero) Mark III, respectivamente.

Influencia en la URSS

Tanque rápido soviético BT-5.

Los agentes soviéticos pudieron conseguir planos sobre los carros de combate de Christie a través de enlaces secretos con un oficial del Ejército de Estados Unidos. Aunque la Unión Soviética no tenía relaciones diplomáticas con Estados Unidos en ese momento, y tenía prohibido obtener equipo militar o armamento de ese país, los agentes soviéticos del Directorio Político Unificado del Estado (OGPU) lograron conseguir en 1930 los planos y especificaciones para el chasis del Christie M1928 utilizando un serie de engaños. El 28 de abril de 1930, la compañía de Christie, la US Wheel Track Layer Corporation, llegó a un acuerdo para vender dos tanques M1931 sin torreta a la Amtorg Trading Corporation, una oficina comercial soviética en Estados Unidos, por 60.000 dólares. Las entregas irían acompañadas de una serie de repuestos adquiridos por 4.000 dólares y también se transfirieron derechos para la producción, venta y uso de estos vehículos dentro de las fronteras de la Unión Soviética por un período de diez años. Los dos vehículos Christie, falsamente documentados como tractores agrícolas, se vendieron sin la aprobación previa del Ejército de Estados Unidos ni del Departamento de Estado, y se enviaron sin torretas a la Unión Soviética. Los soviéticos a partir de entonces utilizaron el diseño de Christie con suspensión de muelles y blindaje inclinado para mejorarlo y crear su serie de tanques rápidos BT. El diseño de los BT, que dependiendo de la variante podía alcanzar hasta 72 km/h, se evolucionó y se refinó aún más hasta derivar en el famoso T-34 de la Segunda Guerra Mundial, conservando el diseño de blindaje frontal inclinado, ahora adoptado también para el blindaje lateral. El T-34 podía alcanzar los 55 km/h de velocidad máxima y sería un carro determinante en el curso de la guerra lanzado en grandes oleadas contra las fuerzas alemanas hasta llegar a Berlín en 1945.

Influencia en Gran Bretaña

Cruiser Mk.III británico, producido por Nuffield.

Tras unos informes favorables sobre la observación de las actividades soviéticas, la Oficina de Guerra Británica organizó la compra del último prototipo de Christie y la licencia de su diseño a través de la compañía Morris Motors. El trato se cerró por unas 10.420 libras esterlinas, incluyendo los derechos de aduana británicos y "otros gastos". Las autoridades estadounidenses rechazaron su exportación por tratarse de material de guerra. Entonces se procedió a desmantelar el vehículo lo suficiente como para cumplir con las especificaciones de "tractor agrícola" y, por lo tanto, ser exportado. Tras ser exportado, las partes retiradas se enviaron luego al Reino Unido en cajas marcadas como "pomelo". El diseño de Christie todavía tenía una serie de fallos que él nunca había abordado y, aunque se mantuvieron sus características generales, el diseño fue completamente reelaborado por la empresa Nuffield Mechanizations and Aero para crear el tanque de crucero británico A13 Cruiser Mk.III. Este carro, capaz de alcanzar los 48 km/h, sentó las bases para el desarrollo de toda una serie de carros de crucero británicos pasando por el Crusader o el Cromwell hasta llegar al Comet de 1945. El Cromwell fue el carro de combate más veloz desplegado por el Ejército Británico en la Segunda Guerra Mundial.

Referencias

  • Chambers, Whittaker (1952). Witness. Nueva York: Random House. ISBN 0-89526-789-6.
  • Magnuski, Janusz (1997). Armor in Profile 1/Pancerne profile 1. Warsaw: Pelta.
  • Suvorov, Viktor (1990). Icebreaker, London: Hamish Hamilton Ltd. ISBN 0-241-12622-3.
  • Zaloga, Steven J., James Grandsen (1984). Soviet Tanks and Combat Vehicles of World War Two. Londres: Arms and Armour Press. ISBN 0-85368-606-8.
  • George F. Hofmann. The Marine Corps's First Experience with an Amphibious Tank y Army Doctrine and the Christie Tank. Hofmann and Donn A. Starry, eds., Camp Colt to Desert Storm: The History of U.S. Armored Forces. Lexington, KY: University Press of Kentucky, 1999.