Carros de combate de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial

De WikiTanks
Revisión del 12:16 17 abr 2022 de Admin (discusión | contribs.)
(difs.) ← Revisión anterior | Revisión actual (difs.) | Revisión siguiente → (difs.)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Carros de combate en la Segunda Guerra Mundial
Vehículos blindados de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial
Carros de combate
Cazacarros
Artillería autopropulsada
Artillería antiaérea autopropulsada
Vehículos de transporte blindado
Reconocimiento y observación
Mando y comunicaciones
Ingenieros y usos especiales
Armamento anticarro de Estados Unidos
en la Segunda Guerra Mundial
Cañones
Armamento portátil
Minas
Aviones de ataque a tierra

Ligeros

Medios

Pesados


Artículos relacionados
Ópticas de los carros de combate de Estados Unidos

Uso y desarrollo

Doctrina de uso

El general Lesley J. McNair fue jefe de las Fuerzas Terrestres del Ejército de 1942 a 1944. McNair, un ex artillero, abogó por el papel del cazacarros (Tank Destroyer o TD) como principal arma contracarro dentro del Ejército de los Estados Unidos. En opinión de McNair, los tanques debían aprovechar los avances y apoyar a la infantería, mientras que las masas de blindados hostiles atacantes debían ser atacadas por unidades de cazacarros, que estarían compuestas por una mezcla de cañones anticarro autopropulsados ​​y remolcados.

Los cazacarros o destructores de tanques autopropulsados, llamados oficialmente "Gun Motor Carriage" o GMC, al igual que cualquier vehículo blindado autopropulsado del Ejército de Estados Unidos que montara una pieza de artillería de gran calibre, eran similares a los tanques pero estaban ligeramente blindados y disponían de torretas abiertas en su parte superior. Se suponía que los cazacarros eran más rápidos, pues se sacrificaba el blindaje por velocidad, y portaban un cañón anticarro más potente que los tanques, ya que estos últimos debían disponer de un cañón multipropósito con buenas capacidades contra infantería y otros blancos.

La doctrina de la Fuerza Blindada y la Fuerza del Destructores de Tanques se desarrolló por separado, y esta última no estaba en contra de la doctrina de la Fuerza Blindada en la que los tanques amigos se enfrentarían a los tanques hostiles que aparecieran mientras atacaban o defendían; los cazacarros debían atacar agrupaciones de tanques enemigos que atravesaban las líneas amigas.

Retrasos en los carros pesados

McNair aprobó la actualización del tanque Sherman del cañón de 75 mm multipropósito al de 76 mm (M4(76) Sherman) y del cazacarros M10 de 3 pulgadas al cañón de 90 mm (M36 GMC), pero al principio, durante el período crucial de 1943, se opuso firmemente a la producción en masa de la serie de tanques medianos T20 y sus descendientes más pesados, el T25 y el T26, que finalmente se convertirían en el carro pesado M26 Pershing, porque según él no cumplían con los dos criterios de las Fuerzas Terrestres del Ejército para aceptar nuevos equipos: no eran "valiosos para la batalla" y no veía ninguna "necesidad en la batalla" para ellos.

En el otoño de 1943, el teniente general Devers, comandante de las fuerzas estadounidenses en el Teatro de Operaciones Europeo (ETO), solicitó 250 tanques pesados T26 para su uso en la invasión de Francia; McNair se negó, citando el hecho de que creía que el M4 era adecuado. Devers apeló hasta el final al Departamento de Guerra, y el Mayor General Russell L. Maxwell, el Subjefe de Estado Mayor G-4 del Estado Mayor del Departamento de Guerra, ordenó la construcción de 250 tanques en diciembre de 1943. McNair finalmente cedió en su oposición, pero todavía se oponía a su producción en masa; sus Fuerzas Terrestres del Ejército incluso pidieron que los tanques fueran "degradados" de 90 mm a 75 o 76 mm en abril de 1944, creyendo que el cañón de 76 mm era capaz de funcionar satisfactoriamente. Marshall luego ordenó sumariamente que se proporcionaran los tanques a la ETO lo antes posible. Poco después de la invasión de Normandía en junio de 1944, el general Dwight D. Eisenhower solicitó con urgencia tanques pesados, pero la continua oposición de McNair a la producción en masa debido a los persistentes problemas mecánicos graves con los vehículos de pruebas retrasó su adquisición. Ese mismo mes, el Departamento de Guerra invirtió el rumbo y anuló por completo a las Fuerzas Terrestres del Ejército al hacer su plan de producción de tanques para 1945. Se iban a construir 7.800 tanques, de los cuales 2.060 serían T26 armados con cañones de 90 mm, 2.728 serían T26 armados con obuses de 105 mm y 3.000 iban a ser tanques Sherman M4A3 armados con obuses de 105 mm. Como parte del plan, los británicos solicitaron 750 T26 de 90 mm y 200 T26 de 105 mm. El general McNair murió en una misión de apoyo aéreo fallida en julio de 1944, y el camino hacia la producción del tanque T26 se volvió algo más viable. El general Marshall intervino de nuevo y los tanques finalmente entraron en plena producción. Sin embargo, solo unos pocos tanques T26, para entonces ya designados M26 entraron en combate a partir de febrero de 1945, demasiado tarde para tener algún efecto en el campo de batalla.[1]

Referencias

  1. Zaloga (2008), pp. 120–25, 287

Este artículo fue redactado por Adrián Hermida para WikiTanks en base a las siguientes fuentes:

  • Zaloga, Steven (2008). Armored Thunderbolt. Mechanicsburg, PA: Stackpole Books. ISBN 978-0-8117-0424-3.