Alfred Becker

De WikiTanks
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Alfred Becker
Alfred Becker.2.jpg
Alfred Becker en el Norte de Francia en mayo de 1944.

Función Ingeniero y oficial de artillería
País Flag of Germany (1935–1945).png Alemania
Nacimiento 20 de agosto de 1899
(Krefeld, Imperio Alemán)
Muerte 26 de diciembre de 1981 (82 años)
(Viersen, Alemania Occidental)
Historial de servicio
Años en el sector 1940-1944
Empresa Baukommando Becker
Colaboración con Alkett
Historial de producción
Diseños Artillería de asalto y cazacarros
ver lista

Alfred Becker fue un ingeniero y oficial de artillería alemán que sirvió durante la Primera y Segunda Guerra Mundial en la que alcanzó el rango de comandante (Major). Nació y creció en Krefeld, en el oeste de Alemania. Ingeniero mecánico de formación, es conocido por ser el principal responsable de transformar y rediseñar vehículos británicos y franceses obsoletos capturados durante la Batalla de Francia y posterior ocupación para convertirlos en instrumentos útiles para el Ejército Alemán. Con sus habilidades de ingeniería y organización, convirtió la planta de fabricación francesa Hotchkiss en las afueras de París en un centro de modificación y construcción de vehículos blindados. Usó los chasis existentes para dar movilidad a cañones y obuses alemanes, lanzacohetes y morteros, y trabajando en colaboración con la firma alemana Alkett, obtuvo blindajes de acero desde Alemania para los vehículos creados. Los hombres de la unidad de artillería que dirigía hicieron el trabajo en metal para convertir sus propios obuses en vehículos autopropulsados y en total Becker dirigió la conversión de unos 1.800 vehículos recuperados.

Primera etapa en Francia

La primera creación de Becker, el 10,5cm leFH 16 auf GW Mk.VI(e), septiembre de 1940.

Después de la victoria alemana sobre Francia en julio de 1940, a la 227ª División en la que estaba Becker se le asignaron las tareas de ocupación, seguridad y defensa costera a lo largo de la costa de Normandía cerca de Le Havre.[1] Allí Becker se encontró con muchos carros ligeros y vehículos de transporte de personal abandonados por la fuerza expedicionaria británica. Después de lograr mejorar la movilidad de su unidad mediante el uso de tractores a motor para remolcar las piezas de artillería, Becker consideró los beneficios que podrían derivarse de montar los cañones y la artillería directamente en los carros motorizados abandonados. Para el primero de sus proyectos, Becker seleccionó el ligero pero fiable vehículo blindado de fabricación inglesa Vickers Mk.VI para el chasis, de los cuales los británicos habían dejado atrás más de 300.[2] El diseño de este carro ligero británico le hizo adecuado para portar una pieza de artillería ya que el motor, la transmisión, el conjunto de dirección y las ruedas motrices estaban todos ellos agrupados en la parte delantera del chasis, dejando espacio en la parte trasera del vehículo para el armamento y su dotación si se retiraba la torreta y la superestructura originales para ser reemplazadas por un obús de artillería con un escudo blindado de protección. El vehículo sería operado por una tripulación de cuatro hombres.[3]

Primeras conversiones

Los hombres de su batería, al igual que Becker, eran originarios de Krefeld, una zona con una sólida tradición industrial, y muchos de ellos habían trabajado en trabajos de fabricación y eran trabajadores metalúrgicos cualificados.[4] Aunque tenían tareas de ocupación del territorio francés, Becker llevó a cabo su proyecto reclutando a los hombres de su batería que trabajaban por turnos día y noche. Becker hizo quitar la torreta de la ametralladora y montó un obús de 10,5 cm leFH 16 sobre el chasis. El chasis liviano del Vickers Mk.VI no proporcionaba mucha masa para contrarrestar el retroceso de un arma tan pesada. Para estabilizar el obús al disparar, Becker ideó la solución para dirigir las fuerzas de retroceso al suelo a través de una espuela trasera retráctil. [5] La relación personal de Becker con la compañía Deutsche Edelstahlwerke Gmbh de Krefeld le aseguraba el suministro de planchas de acero de 20 mm de espesor para proteger el compartimento de la tripulación de su nuevo vehículo blindado.[6] En seis meses, y utilizando diversos chasis su unidad logró crear una batería completa, proporcionándole plena movilidad a doce obuses ligeros 10,5 cm leFH 16 del batallón y a seis obuses pesados 15 cm sFH 13. También construyó doce vehículos portamuniciones a partir del Vickers Mk.VI, varios más a partir del Universal carrier y cuatro vehículos de mando blindados a partir de los Vickers Mk. VI.[7]

Pionero en la artillería autopropulsada

Con la movilidad y protección que le dió a sus obuses, Becker había construido una de las primeras baterías de artillería autopropulsada. Esto marcó el comienzo de un desarrollo que condujo a la creación de una rama de artillería blindada separada, y fue una contribución significativa al desarrollo posterior de las divisiones blindadas alemanas.[8] La primera prueba de fuego de la batería se realizó en el campo de Harfleur cerca de Le Havre, Francia.[9] La batería completa se probó en los campos de entrenamiento en Beverloo, Bélgica. Por su trabajo en la creación de las piezas de artillería autopropulsadas, Becker recibió la Cruz Alemana en Oro.[10][11]

Operación Barbarroja

En junio de 1941 se inició la Operación Barbarroja y el Ejército Alemán invadió la Unión Soviética. En septiembre, Becker y su 227ª División de Infantería fueron transferidos al Grupo de Ejércitos Norte.[12] En una época en que la mayoría de los cañones aún eran remolcados por caballos, la suya era la única división de infantería en el Frente Oriental que contaba con una batería de artillería motorizada.[13] En diciembre, la división se había involucrado en combates cerca de Leningrado.[14] Los cañones autopropulsados de la 12ª batería creados por Becker resultaron exitosos. Debido a su movilidad, la unidad de Becker se utilizaba como "apagafuegos" para reforzar las áreas que estaban en peligro.[15]

Necesidad de cazacarros para el Este

Un Panzerjäger 35R(f), el segundo cazacarros de Alkett después del Panzerjäger I, en septiembre de 1941.

A lo largo de la campaña se hizo evidente que las formaciones de infantería alemanas tenían grandes dificultades para defenderse de los ataques de carros soviéticos. El cañón anticarro estándar de ese momento, el modelo 3,7 cm PaK 36, no disponía de poder de penetración suficiente para detener a los carros soviéticos más grandes, y la alta movilidad de las fuerzas acorazadas soviéticas hacía que fuera difícil desplegar las armas de mayor calibre donde se necesitaban.[16] La empresa Alkett ya había hecho anteriormente conversiones de vehículos al montar el cañón anticarro de origen checo 4,7 cm PaK 38(t) primero en un chasis de Panzer I dando lugar al Panzerjäger I y luego en un chasis francés Renault R35 creando el cazacarros Panzerjäger 35R(f), del que entre mayo y octubre de 1941 se habían producido 174 ejemplares.[17] Se necesitaba de forma urgente movilizar cañones más potentes creando cazacarros de este tipo y armando con ellos todas las plataformas posibles mientras no se desarrollaban carros de combate más avanzados como el Panther. Por ello, se ordenó a Becker que regresara desde el frente este hasta las instalaciones de la compañía Alkett en Berlín para considerar un medio por el cual pudieran dar movilidad al nuevo cañón anticarro 7,5 cm PaK 40 como medida urgente para parar las unidades acorazadas soviéticas.

Etapa en Alkett

Becker y los consultores de Alkett trabajaron en estrecha colaboración en la solución del concepto general. Entre los vehículos que consideraron para el proyecto estaba el transporte blindado Lorraine 37L de fabricación francesa, de los que aproximadamente 360 habían caído en manos alemanas. Debido a su fiabilidad, el Lorraine se adaptaba bien a las batallas de maniobra que ejercían los alemanes. Los Lorraine capturados habían sido utilizados en principio por los alemanes como tractores para remolcar piezas de artillería y transportar suminstros siendo rebautizados como Lorraine Schlepper(f). Un vehículo de este tipo era muy necesario debido a las malas condiciones de las carreteras en Rusia, sobre todo porque los alemanes aún no habían producido un vehículo de ese tipo. Además el chasis del Lorraine sería una buena elección por el hecho de que, a diferencia de los diseños de carros alemanes y checos, el motor estaba alojado en la parte delantera del vehículo, dejando la parte trasera libre para el alojamiento del arma y su dotación.[18]

El cazacarros Marder I

Un Marder I en Francia en 1942.

El 25 de mayo de 1942 se realizó la presentación de un cañón autopropulsado por tractor Lorraine. La presentación fue un éxito y se tomó la decisión de que los 160 Lorraine que aún estaban disponibles deberían convertirse en obuses y cañones autopropulsados, 60 de ellos montarían el PaK 40 de 75 mm. El 4 de junio de 1942, el mariscal de campo Wilhelm Keitel tomó la decisión de que se destinarían más Lorraine para el montaje del PaK 40 y este vehículo se convirtió en el famoso cazacarros Marder I que se utilizó para proporcionar una excelente combinación de potencia de fuego y movilidad a las unidades anticarro de las divisiones de infantería en el Frente Oriental.

En agosto de 1942, uno de los vehículos diseñados por Becker fue enviado a Berlín por petición del Alto Mando del Ejército Alemán, el Oberkommando des Heeres (OKH).[19] El 2 de septiembre de 1942, Becker y una de sus tripulaciones presentaron en el jardín de la Cancillería del Reich este vehículo a Adolf Hitler y a los oficiales a cargo de la Oficina de Artillería del Ejército. La demostración fue un éxito. El Alto Mando eligió a la compañía Alkett para crear más de estas piezas de artillería autopropulsadas. El Departamento de Artillería del Ejército ya había utilizado la planta de Alkett en Berlín para este tipo de trabajos anteriormente debido a su flexibilidad de fabricación y plantilla de trabajadores altamente capacitados para resolver problemas en la construcción de blindados. Becker fue transferido a esta empresa y se le dio acceso a su experiencia y conocimientos.[20]

Vehículos para el Afrika Korps

Un 15 cm sFH13 GW LrS(f) con camuflaje desértico en el Norte de África.

La siguiente tarea de Becker en Alkett era crear piezas de artillería móviles para el Afrika Korps dirigido por Erwin Rommel en el Norte de África.[21] Las batallas en los terrenos abiertos del desierto daban prioridad a la movilidad. Becker eligió los transportes franceses Lorraine Schlepper como plataforma para el obús de campaña pesado 15 cm sFH 13. Este vehículo, conocido entonces como 15 cm sFH13/1(Sf) auf Geschützwagen LrS(f), obtuvo una gran aprobación del OKH.[22] Se enviaron 30 de estos vehículos al Norte de África, aunque siete se perdieron en tránsito cuando su buque de carga fue hundido. Veintitrés llegaron sanos y salvos y fueron puestos en servicio por el Afrika Korps.

Regreso a Francia

Después de que Becker completara este proyecto, Hitler le ordenó regresar a Francia para hacer un inventario de todos los vehículos blindados británicos y franceses restantes y determinar si eran adecuados para los requisitos alemanes. Luego debía recogerlos y convertirlos en vehículos útiles para el Ejército Alemán. La orden requería que Becker creara suficiente equipo utilizable para formar "al menos" dos divisiones blindadas.[23] Es para este propósito para el que se crea el Baukommando Becker en las instalaciones de la antigua planta de Hotchkiss en las afueras de París.

Baukommando Becker

Becker en sus instalaciones en la antigua fábrica de Hotchkiss cerca de París, 1943.

Normandía

Durante el invierno de 1943-1944, el trabajo de Becker se centró en el equipamiento de la 21ª División Panzer. Utilizó los chasis de orugas de los carros ligeros franceses para dar movilidad al cañón anticarro 7,5 cm PaK 40 y al obús 10,5 cm leFH 18. Becker, básicamente, hizo retirar las torretas de los carros, montar los cañones sobre el chasis y colocar placas de acero alrededor del compartimento de la tripulación para darles cierta protección. Los vehículos se desplegaron en una unidad de apoyo a la infantería, el Sturmgeschütz Abteilung 200. Becker fue nombrado comandante de este batallón de cañones de asalto motorizados y dirigió la unidad durante las batallas de Normandía. Hacia el final de esta campaña, algunas de las unidades de Becker escaparon del cerco de Falaise y se retiraron a través de Francia y Bélgica. Becker finalmente fue capturado por las tropas Aliadas en Alsacia en la frontera franco-alemana en diciembre de 1944.

Lista de vehículos creados por Becker

Vehículos de orugas

Basados en el carro medio FCM 36

Basados en el tractor Lorraine 37L

Basados en carros Hotchkiss H35/39

Basados en el tractor UE Chenillette

Nuvola apps important.png Números según Spielberger pendientes de contrastar.

Semiorugas

Nuvola apps important.png Sección pendiente de ampliación.

Referencias

  1. Mitcham (2007) p. 279
  2. Spielberger (1992) p. 242
  3. Spielberger (1992) pp. 242-243
  4. Spielberger (1992) p.242
  5. Spielberger (1992) p. 244
  6. Spielberger (1992) p. 244
  7. Spielberger (1992) p. 249
  8. Spielberger 1992. p. 212
  9. Spielberger 1992. p. 212
  10. Spielberger 1992. p. 212
  11. Kortenhaus 2017. p. 22
  12. Askey (2013), p. 208
  13. Askey (2013). p. 224
  14. Mitcham (2007) p. 279
  15. Kortenhaus (2017) p. 24
  16. Askey(2013) p. 27
  17. Askey (2013) p. 68
  18. Spielberger (1992) p. 212
  19. Kortenhaus (2017) p. 24
  20. Spielberger (1992) p. 212
  21. Spielberger (1992) p. 213
  22. Spielberger (1992) p. 212
  23. Spielberger (1992) p. 213
  • Askey, Nigel. Operation Barbarossa: the Complete Organizational Analysis, and Military Simulation. Lulu Publishing, (2013). ISBN 978-1-304-45329-7
  • Bernage, Georges and Jean-Pierre Benamou. Goodwood. Bombardement géant anti-panzers. Editions Heimdal, (1994) ISBN
  • Buffetaut, Yves. Les Grandes Batailles de la Seconde Guerre Mondiale, No. 12, La Campagne de Normandie. Histoire & Collections, Paris, France, (1994)
  • D'Este, Carlo. Decision in Normandy. Old Saybrook, CT: Konecky & Konecky (1994) [1983]. ISBN 1-56852-260-6
  • Glantz, David. The Siege of Leningrad, 1941-1944: 900 days of terror. Zenith Imprint (2001) ISBN 0-7603-0941-8
  • Keegan, John. Six Armies in Normandy: from D-Day to the liberation of Paris, June 6th-August 25th, 1944. New York, Viking Press (1982) ISBN 0 14-02-3542-6
  • Kortenhaus, Werner. Combat History of the 21st Panzer Division 1943-45. Helion & Co Ltd. (2017) [2012].
  • Lefèvre, Eric. Panzers in Normandy Then and Now. London, Battle of Britain International Ltd. (1990) [1983].
  • von Luck, Hans. Panzer Commander: The Memoirs of Colonel Hans von Luck. New York, Dell Publishing of Random House (1989) ISBN 0-440-20802-5
  • Mitcham, Samuel W. The Desert Fox in Normandy. Praeger Publishers, Westport, Connecticut, (1997) ISBN
  • Mitcham, Samuel W. German Order of Battle Volume One: 1st thru 290th Infantry Divisions in WWII. Mechanicsburg, PA : Stackpole Books (2007) [1985] ISBN 0 8117 3416 1
  • Moore, Perry. Operation Goodwood July 1944: A Corridor of Death Solihull. West Midlands, UK: Helion & Company (2007).
  • Prados, John. The Normandy Crucible: the decisive battle the shaped World War II in Europe. New York: NAL Caliber, (2012).
  • Spielberger, Walter J. Beute-Kraftfahrzeuge und Panzer der Deutschen Wehrmacht. Stuttgart: Motorbuch Verlag, (1992) [1989]. ISBN 3-613-01255-3
  • War Office. German order of battle, 1944: the regiments, formations and units of the German ground forces. London: Arms & Armour Press; New York : Hippocrene Books, (1975).
  • Willmott, H.P. June, 1944. New York, N.Y.: Blandford Press, 1984. ISBN 0-7137-1446-8
  • Zetterling, Niklas. Normandy, 1944: German military organization, combat power and organizational effectiveness. Winnipeg, Man., J.J. Fedorowicz Publishing Pub., (2000) ISBN 0921991 56-8